Fomento Territorial – Blog

Arquitectura radicalmente sostenible

Nuestro post de hoy se centra en lo que se conoce como Arquitectura Radicalmente Sostenible.

Y nos hemos centrado en un proyecto muy interesante que nos ha llamado poderosamente la atención. Este video describe el proyecto para el Colegio Waldorf Madre Tierra en la ciudad de Cuenca (España). Este proyecto, que tiene visos de convertirse pronto en realidad, está promovido por una asociación ciudadana sin ánimo de lucro formada por madres y padres, la mayoría profesores universitarios, de bachillerato, secundaria y por maestros.

Esta iniciativa Waldorf, en apenas dos meses, ha obtenido un impacto excepcional en la ciudadanía, que ha respondido con una preinscripción altísima. La repercusión mediática también ha sido excepcional, tanto en prensa como radiofónica.

La asociación Madre Tierra se plantea dos objetivos fundamentales. El primero, ya que la normativa les obliga a ser un centro privado, conseguir ser el colegio privado más barato de España, con una cuota mensual que no constituya un motivo de filtro socioeconómico. El segundo objetivo es construir el primer colegio autosuficiente del mundo: un colegio inserto en una arquitectura sostenible, de máxima eficiencia energética, respetuosa con la naturaleza y en íntima relación con ella.

Lo que se ha planteado supone la puesta en práctica de unos sistemas viables, económicos y sencillos de construir que ya están funcionando con éxito en diversos puntos del planeta, pero que nunca antes han sido aplicados a construcción de una escuela. El proyecto toma como punto de partida la arquitectura Earthship, o nave terrestre. Es un tipo de vivienda solar pasiva semienterrada prevista para ser autosuficiente. Están diseñadas para generar y almacenar su propia energía mediante paneles solares y baterías, así como para regular su temperatura mediante el efecto invernadero, la masa térmica y la ventilación natural asistida por el efecto chimenea.

Adoptando la filosofía de la permacultura, se recoge y almacena el agua de lluvia y se reutilizan las aguas grises de la vivienda para irrigar un huerto interior que optimiza el equilibrio de humedad y temperatura, además de proporcionar vegetales y frutos comestibles. Todo ello ha permitido que en muchos casos estos edificios estén desconectados del suministro de agua y electricidad, y que no consuman ningún tipo de combustible, ni siquiera en climas de frío y calor extremos como los del desierto de Nuevo México.

Siendo absolutamente coherentes con la filosofía sostenible, estas viviendas, están construidas empleando materiales reciclados (neumáticos, botes de aluminio, botellas de vidrio) y materiales naturales (tierra, madera); su materialización es muy económica y técnicamente sencilla. Producto de décadas de experimentación del arquitecto norteamericano Michael Reynolds, son el mejor ejemplo arquitectónico conocido de sostenibilidad radical, eficiencia energética y arquitectura bioclimática con un impacto medioambiental prácticamente 0.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: