Fomento Territorial – Blog

Los Rascacielos del futuro

Con su forma de cohete a punto de ser lanzado al espacio, el Burj Khalifa de Dubái es el rascacielos más alto del mundo. Este elevadísimo edificio mide 828 metros, más del doble que el mítico Empire State de Nueva York, y ya se ha convertido en todo un icono de la arquitectura moderna que lucha por conquistar los cielos.

Si las ciudades continúan experimentando un crecimiento vertical en los próximos años, ¿cómo diseñarán los arquitectos los rascacielos del futuro? Esta es la pregunta que se hace cada año la revista de arquitectura eVolo, que organiza desde 2006 la “eVolo Skycraper Competition”, un certamen en el que reconocidos arquitectos eligen los mejores diseños de los posibles rascacielos del mañana por su creatividad, ingenio y por su forma de comprender las comunidades verticales.

rascacielos_futuro_02

Los organizadores han recibido más de 480 proyectos originales de todos los rincones del planeta, y este año el primer premio ha recaído en cuatro urbanistas y arquitectos polacos del estudio BOMP por su proyecto “Essence Skycraper”, una gigantesca megaestructura que alberga no solo aburridos edificios de oficinas, sino hasta once paisajes diferentes en su interior.

Océanos, selvas, cuevas y cascadas pueden ser elementos arquitectónicos en este jardín secreto de inmensas proporciones, donde ya no tendremos siquiera que salir del edificio para acudir a la naturaleza y alejarnos del ritmo frenético de la ciudad.

rascacielos_futuro_11

El jurado también ha valorado la importancia de reciclar materiales para que los rascacielos continúen su ascenso. El segundo premio se lo han llevado dos creadores indios, Suraksha Bhatla y Sharan Sundar, por sudiseño de edificio para los barrios marginales de la ciudad india de Chennai, en el que han reutilizado virtualmente los escombros de la construcción como tuberías, madera y paneles de metal.

Estos arquitectos han argumentando que este edificio podría servir para que los pescadores de la urbe midieran mejor el crecimiento de las aguas ante riesgos como los tsunamis.

rascacielos_futuro_04

Ergo Orlov ha conseguido el tercer premio por su ‘cibertopía’, en la que plantea que en las futuras ciudades no seremos capaces de separar el espacio físico y el digital. Los rascacielos crecerán anárquicamente, tanto a lo largo como a lo ancho, en un abigarrado conjunto en el que ya no hay espacio ni para el famoso letrero de Hollywood de Los Ángeles.

Según Orlov,  muchos de los elementos de esta megaciudad se habrán impreso en 3D por los propios ciudadanos o los habrán construido los drones de forma automática.

Los edificios acuáticos son otra de las propuestas de muchos de los participantes en este concurso de diseño. Según el británico Stuart Beattle, la población de Nueva York crecerá en las próximas décadas en un 12%. Los problemas de espacio y las ineficientes fábricas horizontales provocarán que los edificios industriales comiencen a crecer a lo alto incluso en medio del mar.

rascacielos_futuro_07

Cuatro diseñadores chinos también se han decantado por las ciudades acuáticas y plantean una posible vida futura en plataformas petrolíferas sostenibles: extensos cables submarinos se dedican a recoger el crudo que está contaminando las aguas y se transformará en el plástico que dará vida a unas ciudades en las que los espacios verdes han ganado terreno.

Dos diseñadores malasios también han planteado que la vegetación pueble los rascacielos, aunque su propuesta va mucho más allá: describen incluso cómo las montañas de piedra caliza se reconvertirán en viviendas para que la arquitectura “sirva como un elogio a la belleza monolítica en su estado original, creando una vida y un propósito diferente a las montañas mineras”. ¿A quién no le gustaría presumir de vivienda dentro de una formación natural?

Cuatro diseñadores estadounidenses han viajado con la imaginación hasta el desierto del Sáhara para ilustrar cómo podría ser la necrópolis de Guiza en un futuro si se construyera una enorme pirámide central con su propio microclima, provista de diferentes sistemas de energías renovables para revertir la desertificación. Eso sí, no sabemos lo que opinarían los egipcios si de repente les plantaran un edificio de cristal en la más antigua de las Siete Maravillas del mundo.

rascacielos_futuro_10

Otros creadores también han optado por reconvertir las urbes actuales. Una de las propuestas más imponentes en este sentido es ‘Times Squared 3015’, una torre de más de 1.700 metros de alto que presidiría la ciudad que nunca duerme. El edificio podría albergar playas, viviendas, oficinas, centros comerciales y hasta huertos verticales. Nuestra vida diaria también puede enmarcarse dentro de un solo edificio.

Vía http://www.idealista.es

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: