Fomento Territorial – Blog

Urbanismo sostenible: el Proyecto Dragonfly

Hoy traemos aquí un nuevo proyecto de construcción sostenible con el objetivo de seguir mostrando alternativas ecológicas, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente aplicadas a la arquitectura.

Esta tendencia de construcción sostenible se basa en el hecho de que existe en nuestro planeta una gran concentración humana y unos sistemas de producción de alimentos y de generación de puestos de trabajo que provocan enormes extensiones de espacios naturales transformados en tierras agrícolas o industriales. El nuevo urbanismo sostenible intenta dar respuesta a esta situación con el desarrollo de edificios y construcciones que palien en gran medida esta problemática.

Dentro de las alternativas que propone el nuevo urbanismo sostenible una de las propuestas más interesantes es las de las granjas urbanas verticales entre las que destaca el proyecto que traemos hoy aquí, el proyecto Dragonfly.

El proyecto Dragonfly es un rascacielos-granja urbana proyectado para la isla Rooselvelt en Nueva York. El proyecto toma su nombre de la forma que le dan sus dos torres alineadas simétricamente.

dragonfly2

Estas dos torres que incorpora el proyecto Dragonfly se alinean simétricamente a lo largo de un gran invernadero vertical que las une al tiempo que se abre en dos grandes alas de vidrio. La estructura del edificio mantiene la temperatura interna sin apenas aporte de energía ya que compensa los cambios externos de temperatura exterior que en Nueva York oscila entre los -25 grados y los 41 sobre cero. Ofrecerá además un edificio donde coexistirán viviendas, oficinas, laboratorios, huertos y granjas de forma que se disminuya el impacto de sus habitantes sobre el medio ambiente consiguiéndose de esta forma el principal objetivo del urbanismo sostenible.

Se estima que proyectos como el Dragonfly que posibilitan el cultivo en granjas urbanas con control optimizado de todos sus parámetros permiten reducir la superficie de terreno necesario para cultivo con lo que disminuye la huella ecológica de nuestras urbes.

dragonfly3

El Proyecto Dragonfly minimizará el consumo de agua potable ya que las aguas pluviales y aguas grises procedentes de duchas y lavamanos del edificio se usarán para riego. Incluso puede que se habilite un sistema de usar aguas negras para su depuración. Por otra parte se eliminan los residuos orgánicos ya que los que proceden de las explotaciones agrícolas y los producidos por los habitantes del edificio serán usados ya sea en forma de compost o para generar calor transformándolos en biogás.

Un proyecto que nos ha llamado mucho la atención.

Vía http://www.enrenovables.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: